lunes, 17 de junio de 2013
Siguiendo con la temática escatológica que me caracteriza, les traigo una interesante nota que explica por qué los hombres tardamos tanto en el baño. Una nota digna de mí, que tanto respeto tengo por ese espacio sagrado de la casa, en el que suelo internarme por larguísimos momentos, desde que tengo uso de razón.

Hace poco vi la película "This is 40" y me sentí identificado con un par de escenas en particular, en donde el protagonista escapa de su realidad sentándose en el trono por un período prolongado de tiempo, llevándose una tablet para disfrutar del buen momento. Incluso la escena forma parte de la tapa de la película. Y es así que, casualmente ejerciendo funciones en el trono, leyendo el libro de Fabio, me topo con esta nota que explica de manera cuasi científica por qué tardamos tanto, y que transcribo a continuación...



40 minutos en el baño


Incomprendido por las mujeres, este acto de libertad masculina es parte esencial de la salud mental de los hombres, pasarse 40 minutos el baño y sin dar explicaciones de por qué. Hace ya muchos años en una nota que hablaba del Baño de Oficina al final comenté este tema, ahora lo encaro directamente.

Algunas damas pensarán que los hombres sólo van al baño a dormir, a tocarse, o que sus intestinos miden un 200% más que el de ellas (bueno, un poco más grande lo es), pero no, la razón es otra mucho más importante.

Es en el "trono" donde un hombre puede encontrar la paz verdadera. Ese momento donde planifican la conquista del mundo hasta programar mentalmente y, por qué no, definir estrategias complejas que sólo la tranquilidad mental más absoluta permitiría.

He llegado a llevarme libros, enciclopedias y hasta una notebook, ya ni hablar de celulares o tablets, he llegado a ver una película en una Palm en el baño de un trabajo, de a partes, pero era para probar si se podía.

He llevado anotadores y definido trabajos, ideas, proyectos, todos allí y sin embargo no tengo a nadie que me moleste afuera, es tan sólo que ese lugar llama a los hombres para ello.

En el caso de los casados con hijos es el último refugio. Ese bastión de masculinidad que les queda, el baño, durante el ejercicio intestinal, es lo último que le dejaron de espacio personal, ya nada les pertenece, todo es de los hijos, esos 40 eternos minutos que hasta dibujan un profundo y morado círculo en la piel de las piernas es el momento más tranquilo de un tipo con hijos.

En vez de tener a los críos colgando, tener que seguir órdenes de sus esposas o hacer algo, o peor, ya que no tienen cómo ver televisión porque dejó de pertenecerles y ahora sólo hay un canal infantil o la misma Toy Story repetida un millón de veces al punto de conocerte todas las escenas y poder dibujarla a mano, bueno, el baño es el refugio.

Ahora, a la pregunta femenina de por qué tardan tanto los hombres en el baño, no la hagan más, ya saben por qué es, ahora expliquen ustedes cómo es que se tarda 40 minutos para maquillarse y encima que les quede tan soso.

Fuente: http://www.fabio.com.ar/4869

Etiquetas

Seguime en Facebook

Archivo

DineroMail

Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail

Seguime en Twitter

Filosofando

.