sábado, 10 de mayo de 2014

Unos investigadores han encontrado que los robos de bicicletas se han reducido al poner encima de los bastidores de las bicicletas un cartel con unos ojos mirando fijamente y con una leyenda que dice: “Ladrones de biciletas, los estamos observando”.


Un equipo de la Universidad de Newcastle decidió poner a prueba la teoría de que las personas se comportan mejor cuando piensan que están siendo observadas.

Los investigadores creen que las personas que se sienten vigiladas se comportan mejor. Durante dos años se estudiaron las tasas de delincuencia en los bastidores del campus y se encontró una disminución de los robos del 62% en aquellos bastidores en los que aparecía el cartel de los ojos.



Durante el primer año, los investigadores registraron los robos de bicicletas de todos los bastidores que están repartidos a través del campus para tener una cifra de control, luego colocaron los carteles oculares en tres lugares, dejando el resto de los bastidores sin carteles.

Compórtate mejor


La idea de la investigación se inspiró en un estudio de 2010 en el que se constató que los comensales de una bar-restaurante eran más propensos a limpiar su bandeja cuando había unos ojos que los observaban.

El investigador principal de este estudio, el profesor Daniel Nettle, dijo:

No sabemos exactamente lo que está pasando aquí, pero creemos que las imágenes de los ojos pueden tener un gran impacto en el comportamiento de las personas. Creemos que la presencia de estos carteles puede fomentar un comportamiento cooperativo. Hay una fuerte posibilidad de que estos carteles hagan que las personas se sientan vigiladas. Nos preocupa lo que los demás piensan de nosotros y como resultado de ello nos comportamos mejor cuando sentimos que estamos siendo observados.

A mí particularmente me hace acordar a los carteles de "Sonría, lo estamos filmando" que se ven en muchos lugares con cámaras. Poner las cámaras sin aviso, no evita que se cometa un crimen, sino que sirve como medio de prueba en caso de que algo ocurra. En cambio ubicar los carteles para avisar, a propósito, a los potenciales delincuentes, ayuda a evitar que se cometa el siniestro.

También me recuerda a los carteles del Gran Hermano, en la novela 1984 de George Orwel, donde la intención era hacerle saber a la población en todo momento que estaba siendo vigilada.

Habría que ver si implementado carteles similares por acá se tiene el mismo resultado.

Fuente: http://www.recursosdeautoayuda.com/ingenioso-metodo-para-reducir-el-robo-de-bicicletas/
Nota original: http://arbroath.blogspot.com.ar/2013/04/staring-eyes-deter-bicycle-thieves.html

Etiquetas

Seguime en Facebook

DineroMail

Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail

Seguime en Twitter

Filosofando

.