sábado, 2 de julio de 2016
Este tiempo estoy viendo mucha gente quejándose por los aumentos en el servicio de gas. Lo veo en las redes sociales, lo escucho en la calle, en el colectivo, y en distintos ámbitos.

El aumento fue mucho, es cierto, hablando en términos porcentuales. Pero eso no significa necesariamente que el servicio sea caro.

Quiero invitarlos a comparar este servicio (casi básico), con otros menos importantes.
Por ejemplo: ¿cuánto gastan de teléfono celular, Internet o televisión por cable? Tenemos el servicio de Internet más caro del mundo, y no es el mejor, pero de eso nadie se queja.

¿Cuánto sale una lata de birra en un bar o boliche? Eso es literalmente un robo a mano armada. Te cobran $50 (o más) algo que en el supermercado se consigue por $15.
Nunca leí a nadie quejarse por eso.

Ahora hagamos algunos cálculos... supongamos que alguien pagó $2000 (133 USD) de gas el último bimestre (como el muchacho de la foto que acompaña esta nota).

2000 $ / 60 días = 33,33 $ por día!! yo diría que es barato.

2000 $ / 1440 horas = 1,38 $ por hora!!! yo diría que es un regalo.

¿Se dan cuenta? Estamos pagando 1,38 pesos (0,092 centavos de dólar) por hora. Si eso no es barato...


Y nadie considera, además, que tenemos gas natural, corriente, "ilimitado". Dejamos las estufas prendidas todo el día, y el calefón, aunque sea en piloto, y tenemos las hornallas y el horno para usar como se nos cante a cualquier hora. ¡Es un servicio genial!

Recuerdo que hace 10 años visitando a unos amigos en el sur me enteré que dejaban las estufas prendidas casi todo el año, aunque sea en piloto. Total ahí en la Patagonia hay gas de sobra, ¿no? Y es (o era) muchísimo más barato que acá en la Ciudad de Buenos Aires.

En contraposición, hace un par de años visitando a un amigo en Entre Ríos, me pidió que le avise cuando terminaba de bañarme, así apagaba el calefón y cerraba el gas, para que no se le gaste la garrafa. Y no estoy hablando de un pueblito en medio de la nada, sino de Paraná, la mismísima capital provincial. Ahí sí tenían en claro el valor y la importancia del gas.

Nadie toma conciencia de que es un recurso limitado, de que en otros lados ni siquiera llegan los gasoductos y la gente utiliza leña, o garrafas. Acá nos quejamos de llenos, siempre, por todo.

Estamos muy mal acostumbrados. Vivimos con lujos del primer mundo pero los queremos pagar como si fuéramos del tercero. Creemos que lo público es gratuito, y le echamos la culpa al estado o al gobierno de turno.

Leí por ahí que: "Cuando un precio es artificialmente bajo, la información que se transmite es que dicho bien vale menos que su costo real de producción. En el caso del gas, cuyo precio en Argentina es ridículamente bajo, esto genera derroche y sobre utilización."

Y hablando de gobiernos, lo que hoy pagamos no es un servicio caro, es el precio de más de 10 años de robos, planes sociales, dólar planchado y tarifas estancadas. Si toda la que se quedaron hubiera sido invertida realmente en infraestructura y servicios, hoy todo sería mejor. No sé si más barato, pero tal vez un poco mejor, o llegarían los servicios a más personas. Pero bueno, eso es otro cantar.


Nota asociada:
- http://fortunaweb.com.ar/2015-08-31-166087-argentina-el-gas-mas-barato-del-mundo/

Etiquetas

Seguime en Facebook

DineroMail

Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail

Seguime en Twitter

Filosofando

.