sábado, 28 de junio de 2014

Pochoclo, pororó, pururú, palomitas de maíz, maíz inflado, pop korn, o como le quieran decir... La cuestión es que este "codiciado" producto de las masas también es objeto de tráfico, y su venta ilegal en montones de lados parece que deja unas interesantes ganancias.


Así fue como en Neuquén terminaron dando un "golpe al tráfico ilegal de pochoclo". El subsecretario de Fiscalización Externa del municipio capitalino, Gustavo Orlando, informó que en cumplimiento de las ordenanzas 10009 y 12587 que regulan la venta ambulante, se realizaron distintos operativos que dejaron como saldo el secuestro de diez puestos que utilizan los vendedores que comercializan en las calles y tres carros pochocleros.

El funcionario explicó que "las normas estipulan claramente que estos comerciantes deben retirar sus elementos de las veredas cuando finaliza la jornada, nunca lo hicieron y por esta razón tuvimos que tomar cartas en el asunto. Estas personas habían sido notificadas en reiteradas oportunidades pero hicieron caso omiso y las leyes están para cumplirlas. Ahora deberán afrontar las contravenciones correspondientes".

El funcionario informó que durante el operativo se dio intervención a la Policía Provincial y se realizó un trabajo en conjunto. Los elementos sustraídos se encuentran en la dirección de Vía Pública de la comuna.



"Siempre tuvimos una buena relación con los vendedores ambulantes y, aunque sabemos que en esta gestión se prioriza la prevención, cuando no obtenemos respuesta lamentablemente debemos iniciar las acciones que cada caso amerita para continuar con el ordenamiento de la ciudad", indicó Orlando.

Sin duda la nota es bien pochoclera (cuac!) y el título era un poco exagerado al referirse a "tráfico de pochoclo". Y además, si bien estoy de acuerdo en controlar las ventas ambulantes y hacer cumplir las normativas, me parece que tremendo operativo para estas cosas es un abuso, cuando bien podrían dedicar todos esos recursos (tiempo, dinero, esfuerzo) a cosas más importantes, como la trata de personas, la venta de drogas, prostitución, y otros males que realmente afectan a la sociedad.

Sin duda fue un accionar digno de funcionarios al pedo, y de un mundo muy bizarro.

Fuente

Etiquetas

Seguime en Facebook

DineroMail

Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail

Seguime en Twitter

Filosofando

.